22/01/2018 - Concepción del Uruguay Entre Ríos

15 de Septiembre de 2008> Exportaciones

Más granos debiera implicar más carne

La idea de proponer un récord de 148 millones de toneladas de granos en 2015 de las casi 100 millones de la actualidad, es uno de los ejes del trabajo que el flamante titular de Agricultura Carlos Cheppi tiene en carpeta para su gestión. Ese salto productivo fenomenal no sólo contempla a la agricultura, también a la ganadería y a otras producciones. El trabajo tiene la impronta de los técnicos del INTA cuya conclusión es que el papel de la soja, demonizada por la propia Presidenta como un yuyo, seguirá ocupando un rol protagónico aunque al lado de otros cultivos como el maíz.
Se prevén 53 millones de toneladas de esta oleaginosa, unas 5 millones más que las de este año. Para el maíz proyectan 40 millones de toneladas y para el trigo, 20 millones. La otra sorpresa es sobre los agentes económicos. No se cargan las tintas sobre los pooles de siembra. Sólo se recomienda regular rotaciones para el cuidado de la tierra. La preocupación central que recorre el plan es cómo agregar valor y para ahondar el análisis se divide al país en cinco regiones: Mesopotamia, Gran Chaco, Norandina, Cuyo, Patagonia y Pampeana, con la idea de trabajar zona por zona.
«La estructura agraria muestra que 50% de las explotaciones agropecuarias tienen un tamaño inferior a 165 hectáreas en la ecorregión pampeana. En el período 1988-2002 se observa una disminución de 30% en esas explotaciones. En el ámbito de la nueva ruralidad, las explotaciones requieren 1,3 millón de puestos de trabajo y el conjunto de las cadenas agroindustriales, 2,5 millones, aproximándose al 20% del total de la economía», dice el trabajo.
«De mantenerse los niveles y las relaciones de precios de los últimos años, el conjunto de las empresas grandes y medianas, acompañadas de los pooles de siembra, fideicomisos y otras formas de inversión permitirían resolver la mayor parte de los requerimientos productivos globales tanto internos como externos, dado que generan aproximadamente 80% del valor rural».
«La mayor escala de producción a partir del productor-contratista que crece tomando tierras en un contexto de confianza con los propietarios que las ceden en arrendamiento por una o más cosechas, parece tener un rol importante. Es necesario acompañar esa transformación con políticas que alienten la utilización sustentable de los recursos naturales y el medio ambiente».
«En 2004-05 los aceites y grasas alcanzaron una participación de 23% del mercado mundial; la miel, 15%; los granos de cereales y oleaginosos, 8%; mientras que el resto de las ramas no superaron el 5%. La soja y sus derivados, carnes, algunos productos lácteos, vinos y maderas son los rubros que se ubican en el listado de alternativas en franco crecimiento.
Sin embargo, es preocupante la enumeración de las oportunidades perdidas, es decir, sectores con dinamismo en el mercado mundial, en los que Argentina decrece en su participación. Más del 40% de las exportaciones argentinas se concentran en mercados dinámicos, pero gran parte no están siendo aprovechados.
Generar nuevos techos tecnológicos para alcanzar niveles de producción que garanticen el equilibrio consumo interno/exportación. Promover el desarrollo de las cadenas agroindustriales para impactar en el valor exportable, son aspiraciones que hoy buscan convertirse en proyecto.
 

 


 

www.cadenaavicola.com / Concepción del Uruguay / Entre Ríos / Argentina
email prensa@cadenaavicola.com

Arriba